7 trucos para salvar una comida muy salada – diarionuevo.com

7 trucos para salvar una comida muy salada





Salando la comida

La sal es uno de los pocos alimentos que no caduca jamás, quizá porque es uno de los pocos alimentos no orgánicos que tomamos. La sal es necesaria para mantener el equilibrio de la química celular, y su carencia extrema puede llevar a la deshidratación y a graves problemas de salud. También es conocido que el exceso de sal en la dieta puede ocasionar hipertensión y problemas renales, así que, como todo, mejor en su justa medida. Aunque una comida sin sal nos parece insípida, la solución es sencilla: añadir más.




 

En cambio, si nos hemos pasado con la sal, aparte de los problemas de salud ya dichos, nos enfrentamos a una dificultad mayor: no habrá quién se lo trague tan salado, y no podemos quitar la sal que sobra porque está diluida. Por suerte, en la cocina siempre hay al menos una segunda manera de hacer las cosas, y aquí vamos a contar siete formas distintas de eliminar el exceso de sal en las comidas. Para empezar, se puede compensar el sabor salado añadiendo especias que compensen, miel o azúcar (perfecto para la salsa de tomate), o incluso cebolla o ajo, según de qué guiso se trate.